¡Pena de muerte para violadores, asesinos y corruptos!

El pueblo exige “mano dura” al Estado.

Por: Jaime Aguilar

¿Es la pena de muerte una medida disuasiva para los más avezados delincuentes? La experiencia de muchos países dice que no, aunque hubo casos exitosos, como en Singapur y Filipinas.

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol

policlinico-lima-sol

Anuncios