¡Indignante! Justicia peruana y Abimael Guzmán se burlan de familiares de víctimas del terrorismo

Piden se declare nulo arresto domiciliario de Osmán Morote y Margot Liendo.

Por: Jorge Jiménez

Eran las 7 de la noche y la pequeña Vanesa Quiroga Carvajal, de 12 años de edad, estaba en la esquina del jirón Tarata acompañando a su mamá, como todos los días, a trabajar de vendedora ambulante, solo que esa noche del jueves 16 julio de 1992, ella fue víctima y a la vez sobreviviente del más grande ataque terrorista contra la ciudadanía limeña.

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol

Anuncios