¡UNESCO puede quitarle al Cusco título de Patrimonio de la Humanidad!

Por grave contaminación ambiental, culpables son ladrilleras artesanales.

Por: Marianne Pedersen

“En Cusco, cada aspiración equivale a fumarse 40 cigarrillos”, así lo afirma el profesor Julio Warton Ascarza, un científico que viajó hasta Lima junto a otros profesionales y ciudadanos preocupados para denunciar el grave nivel de polución causado por los más de 500 hornos de ladrilleras artesanales que hoy se alinean en pleno casco histórico del distrito de San Jerónimo.

Lea esta nota completa en la edición impresa de tu Diario Nuevo Sol

Anuncios